Malestar en el colectivo de la Policía Local de Zaragoza por el caso Solanas.

EDITORIAL

Lejos de calmar los ánimos del colectivo de la Policía Local de Zaragoza, la decisión de apartar del servicio al Intendente Principal Manuel Solanas concediéndole “a petición propia” el pase a la Segunda Actividad SIN DESTINO por haber cumplidos 25 años de servicio, ha aumentado el recelo y el malestar existente en el colectivo.
En conversaciones de “café” se califica la noticia como un “premio”, y se lamentan de la sensación que existe entre los miembros de dicho colectivo de que hay dos varas de medir, una para los grupos inferiores y otra para los grupos mas altos. Así se puede oír en cualquiera de esos foros ”Si lo hubiéramos hecho cualquiera de nosotros ya estaríamos expedientados”.
Hay que recordar que el Intendente Principal Manuel Solanas, fue sorprendido en Noviembre de 2011 en una redada de la Policía Nacional en un establecimiento “After” portando varias papelinas las cuales contenían droga (al parecer cocaína según apareció publicado en prensa) así como una importante cantidad de dinero distribuida en diferentes partes, por lo que se le formuló una denuncia que fue pagada por el Intendente Principal.
Solicitado por la representación Sindical del Ayuntamiento de Zaragoza un informe acerca de la actuación del Ayuntamiento del Consistorio sobre el tema, en Septiembre de 2012 desde el departamento de Régimen Interior y Relaciones Laborales, se informó que no se iba a actuar contra el Intendente Principal, al haber éste cometido los hechos fuera de servicio, y al amparo de lo establecido en la ley Orgánica 4!2010 de 20 de mayo, del Régimen disciplinario del Cuerpo Nacional de Policía, al ser cometido fuera de servicio no sería merecedor de sanción. Si bien no se hace mención de ningún tipo, ni tampoco parece que se tenga en cuenta lo dispuesto en el apartado q del artículo 8 que regula las faltas graves y que establece como tal “la tenencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, excepto que esa tenencia se derive de actuaciones propias del servicio”.
Una mala decisión, que a juicio del colectivo, en lugar de solucionar el tema lo empeoró.
Posteriormente en Noviembre de 2012, el mismo Intendente Principal fue sorprendido nuevamente por agentes de la Policía Nacional en otro “After” siéndole formulada una nueva denuncia por estar en posesión de una papelina de sustancias estupefacientes. A raíz de esta nueva denuncia el intendente fue apartado del servicio al parecer disfrutando de días propios hasta el día 1 de Enero de 2013, fecha en la que pasa a Segunda Actividad según publicó el Heraldo de Aragón en su edición impresa del día 22 de Diciembre de 2012.

2 pensamientos en “Malestar en el colectivo de la Policía Local de Zaragoza por el caso Solanas.

  1. añadir que para que el IP Sr. Solanas pueda pasar a esa situación, han debido crear una plaza no existente, hacerlo fuera de plazo, habilitar la partida presupuestaria, crear otra vacante que él deja….
    si hubiera sido otro policía, este IP hubiera instruido expediente disciplinario y al incauto se le habría impuesto la sanción en grado máximo, porque el IP velaba por la ética profesional y así lo inculcaba cada vez que daba clase en la academia de policía.
    pero si el incauto hubiera sido reiincidente como es el caso, al pobre le hubiera caído todo el peso de la jefatura, de relaciones laborales, de la justicia y de la ética de la academia y hubieran hecho lo posible por expulsarle del cuerpo, eso sí, sin sueldo, no como al IP.
    y es que el IP es un grupo A28, y siempre hubo clases

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s