Choque frontal entre Gallardón y todos los colectivos de la justicia

Miembros de las asociaciones de jueces, fiscales y abogados, ayer en el Consejo General de la Abogacía. / LUIS SEVILLANO

Alberto Ruiz-Gallardón comparó ayer la reforma que él pretende acometer en la justicia española —que implica cambiar las condiciones de trabajo de jueces y fiscales, cobrar tasas a los ciudadanos y desviar ciertos asuntos de los juzgados a las notarías— con el fin de la mili, la instauración del moderno sistema tributario, la reconversión industrial de los años ochenta o la entrada en Europa. “Los cambios producen resistencias, siempre ha ocurrido en España”, resumió como común denominador. Sigue leyendo

Anuncios